Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Un año más se celebra este día y en otra ocasión más quedan muchas cosas por hacer. Los avances logrados desde la aparición de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en España son indudables. Partíamos entonces como los más atrasados de entre nuestros vecinos europeos. Hoy el panorama es bien diferente. El conjunto del Estado puede exhibir unos índices de incidencia comparables a los del resto de países avanzados de nuestro entorno, y en la Comunidad Valenciana y la provincia de Alicante, los números son aún mejores. Ahora bien, el hecho de que hayamos avanzado mucho no ha de significar que ya hemos llegado al final del trayecto o que podemos dejar de preocuparnos por esta materia.

Los hechos no son casuales ni tampoco inmediatos. Hay que recordar que desde que apareció la Ley hasta que se logró comenzar a reducir la siniestralidad transcurrieron cinco años. Nos preguntábamos entonces cuál era la razón para que, si estaban dedicándose muchos más recursos que antes (servicios de prevención, formación, asesoramiento, publicaciones, investigación, medios de protección colectiva e individual….), no viéramos consecuencias tangibles. La solución no era otra que la inercia de un país que asumía el riesgo como normal, la falta de cultura preventiva y de compromiso compartido. Leer más

¿Responsabilidad social empresarial obligatoria?

Coincidiremos al afirmar que los valores que defiende la responsabilidad social empresarial son netamente positivos. Se trata de un concepto de desarrollo integral, que deja atrás el mero beneficio económico para comprender además la mejora social y medioambiental. La actividad de la empresa es generadora de empleo, progreso y bienestar en una relación simbiótica con la sociedad y entorno que la acogen.

El planteamiento puede parecer utópico, pero en todo caso abre la puerta a mejorar la relación entre las empresas y la ciudadanía a partir del reconocimiento mutuo más allá de la relación productor-consumidor. El hecho de que las empresas sean responsables de los impactos que generan amplía la perspectiva e invita a ser ambiciosos en expectativas. Leer más

Negocio responsable, negocio rentable

La razón de emprender es, para muchos, la de encontrar un modo de ganarse la vida. Estos nuevos empresarios dedican una inversión económica, de tiempo, esfuerzo y talento a la obtención de una serie de resultados: cumplir una expectativa profesional, retorno de la inversión y percepción a medio plazo de ingresos suficientes y regulares.

Además, el emprendimiento ofrece beneficios adicionales que también aportan notables satisfacciones: poner en práctica unos principios personales y éticos, creación de empleo, contribuir a la economía de la localidad o región, ayudar a mejorar la sociedad y establecer una relación justa con el medio ambiente. Este conjunto de aspectos tienen que ver con la responsabilidad social empresarial y pueden ser consustanciales a la persona que emprende o bien ser adquiridos en un proceso de aprendizaje. Leer más