Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

Uso del lenguaje igualitario

Suelo ser escéptico respecto a los cambios en nuestra forma de expresarnos impuestos o artificiosos. Por otra parte, los que tenemos unos años hemos visto qué difícil es  gobernar el uso que de la lengua que hacen los hablantes. Recuerdo cómo por tratar de estar al día, la Real Academia acogió vocablos como “guay” o “mogollón” por su uso extendido entre los jóvenes y me da que hoy día son pocos los que lo pasan “guay del Paraguay” (da casi vergüenza por lo demodé de la expresión).

Respecto al lenguaje no sexista admito que no me ha convencido nada la innovación de hacer interminables las frases. P. ej.  “los trabajadores y las trabajadoras” para evitar el masculino genérico “los trabajadores” que incluye ambos sexos. No lo veo práctico y me da la sensación de que decaerá su uso o al menos no se generalizará. No obstante admito que existe un problema de falta de igualdad en el lenguaje. Los hábitos sociales cambian y la lengua ha de reflejar esa transformación para ser inclusiva, no sexista e integradora. Leer más

El jardín de la financiación autonómica y sus consecuencias económicas y sociales

La difusión y arraigo de la Responsabilidad Social en empresas y organizaciones deviene en territorios socialmente responsables, espacios en los que existe un compromiso compartido por las diferentes partes interesadas en pos de la mejora económica, social y ambiental, el desarrollo sostenible para la comunidad y en los que se generalizan conceptos como gobernanza, innovación, cohesión social, vertebración, integración, participación o transparencia.

La escala territorial que más decididamente apuesta por la responsabilidad social es la municipal, en la que un liderazgo político, uno del tipo bottom up -o una convergencia de ambos- puede lograr con relativo éxito promover un acuerdo en el que todos se benefician de los avances. Leer más

¿El empresario asumiendo la prevención en empresas de hasta 25 trabajadores? 10 razones por las que no estoy de acuerdo

Estos días voy de la perplejidad a la estupefacción ante la expectativa más que probable de que las empresas de hasta veinticinco trabajadores que cuenten con un único centro de trabajo puedan optar por la asunción por parte del empresario como modalidad organizativa en materia de prevención de riesgos laborales.

Por al menos diez razones estoy en desacuerdo: Leer más

Transforma talento. Lectura imprescindible e ilusionante

Como un soplo de aire fresco en medio del hedor de la ciénaga llega el informe Transforma Talento. Es una aparición oportuna en esta España abandonada a su suerte, desamparada, víctima del inefable escrutinio omnipotente de quienes califican, clasifican y humillan interesadamente.

Esta añagaza da lugar a la indignación, el hastío, la desesperación  ciudadana e incluso nos lleva a culparnos unos a otros del cataclismo en una sinrazón indolente que no deja títere con cabeza y cuya conclusión es tan falaz como peligrosa.

Por fortuna hay quienes luchan por cambiar el escenario, por formar parte de la solución del problema y por generar un enfoque equilibrado y proactivo que contribuya a recuperar  la autoestima colectiva y potenciar los activos hoy aturdidos por la agitación.

Transforma Talento continúa el trabajo realizado en Transforma España, y como entonces, lo hace bajo un optimismo razonado en el que cabe la esperanza. Su primer éxito es que se trata de una iniciativa de la sociedad civil, esa pieza emergente llamada a convertirse en  agente clave del país que actúe como contrapeso de los Poderes públicos. En este caso, los promotores y colaboradores son líderes del mundo de la empresa, así como de instituciones privadas y públicas de diferentes ámbitos. Tal colectivo no completa el mapa de lo que puede entenderse como sociedad civil, pero tampoco lo pretende. No se trata de eso. Leer más

Comunicación para ser más seguros

Es indudable que el factor humano es el más relevante cuando se trata de evitar accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. En el todo que constituye la gestión preventiva, por encima de las condiciones materiales, de los medios de protección colectiva o individual, está la cultura preventiva, la actitud con la que, de forma colectiva e individual, se enfrentan al trabajo diario los empresarios y trabajadores.

Evitar riesgos innecesarios, asumir rutinas que garanticen la seguridad o compartir información para mejorar cada son parte del acervo de una empresa motivada y decidida a lograr un trabajo seguro y saludable.

Alcanzar este objetivo no es tarea sencilla ni inmediata. Llegar a compartir el patrimonio de una empresa con cultura preventiva es fruto de un esfuerzo constante que se alimenta desde todos los escalones jerárquicos y bajo el liderazgo de la dirección. En este largo e inacabable trayecto, resulta imprescindible poner en marcha una eficaz estrategia de comunicación que sea capaz de convertir el compromiso en cultura preventiva. Hacerlo es posible y los resultados son el termómetro que nos indica las bondades de nuestro sistema. Leer más

Novedad: la crisis es causa de estrés laboral

Faltaría más, vaya descubrimiento. Pues sí, para este hallazgo han puesto en marcha un estudio que ha sido capaz de determinar la evidencia empírica. La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo ha contratado a una relevante empresa dedicada a la investigación y la demoscopia para llevar adelante una investigación sobre el estrés de origen laboral.

Según la opinión de los entrevistados trabajar en tiempos de crisis es motivo de estrés. Indudable, categórico, también de Perogrullo, pero ahora sí, dato científico.

Por descontado,  no lo pongo en duda. Comparto como si fuera mía la afirmación de base, un entorno de trabajo sobre el que planea el miedo a la pérdida de empleo, vivir acuciado por una cuenta de resultados que no remonta, unas cifras de ventas que no paran de descender o un proceso de regulación en ciernes no ayudan a que el clima laboral sea el óptimo. Si además tenemos en cuenta el deterioro de las condiciones laborales generalizado, la pérdida galopante de derechos para los trabajadores, la angustia por la evolución de los indicadores macro, la sequía crediticia o los impagos, es incuestionable que se resiente no sólo la productividad, sino también la salud, laboral en este caso. Leer más

Integración Con una sonrisa

Entretener y educar a la vez es posible, pero no sencillo. Aún así, algunas veces se consigue y es necesario que esto se divulgue para que cunda el ejemplo, se reconozca a los autores y se aprenda lo bueno para futuras iniciativas.

Me ha llamado muy positivamente la atención el programa Con una sonrisa, una cita semanal con la integración laboral de la discapacidad. Es de estos proyectos televisivos enfocados de manera ambiciosa, mucho más allá del fin último que persiguen. Indudablemente, los telespectadores que siguen esta serie acaban sintiendo cómo la diversidad es un valor en los centros de trabajo, cómo se enriquece una plantilla con la incorporación de trabajadores diferentes, cuán justo es proporcionar oportunidades laborales a las personas con discapacidad o qué sencillo es hacerlo con el apoyo de las organizaciones sociales que cooperan en esta labor. Estos y otros mensajes llegan meridianamente a cada uno de nosotros, pero lo mejor no es sólo eso. Lo verdaderamente exitoso es que Con una sonrisa podría ser emitido en cualquier canal, no necesariamente en la televisión pública, pues es verdaderamente entretenido. Leer más

La tragedia como factor de cambio en RSE. El caso de Dacca

Agencia EFE
Agencia EFE

La catástrofe acaecida hace unos días en Dacca (Bangladesh) nos ha puesto los pelos de punta a más de uno. Un edificio industrial se vino abajo cuando se encontraban dentro miles de  trabajadores.

Las causas en este siniestro son aparentemente claras. El desplome del edificio era más que previsible ante las grietas aparecidas un día antes del colapso. Las autoridades alertaron de la gravedad del hecho y dieron instrucciones de no ocupar el edificio, pero al parecer los propietarios de las fábricas restaron importancia a las advertencias y obligaron a los trabajadores a entrar. La situación se precipitó con la puesta en marcha unos grandes generadores, instalados al margen de cualquier norma, cuyas vibraciones hicieron el resto. El resultado es el conocido, más de 500 personas muertas y un millar de heridos. Leer más

Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Un año más se celebra este día y en otra ocasión más quedan muchas cosas por hacer. Los avances logrados desde la aparición de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en España son indudables. Partíamos entonces como los más atrasados de entre nuestros vecinos europeos. Hoy el panorama es bien diferente. El conjunto del Estado puede exhibir unos índices de incidencia comparables a los del resto de países avanzados de nuestro entorno, y en la Comunidad Valenciana y la provincia de Alicante, los números son aún mejores. Ahora bien, el hecho de que hayamos avanzado mucho no ha de significar que ya hemos llegado al final del trayecto o que podemos dejar de preocuparnos por esta materia.

Los hechos no son casuales ni tampoco inmediatos. Hay que recordar que desde que apareció la Ley hasta que se logró comenzar a reducir la siniestralidad transcurrieron cinco años. Nos preguntábamos entonces cuál era la razón para que, si estaban dedicándose muchos más recursos que antes (servicios de prevención, formación, asesoramiento, publicaciones, investigación, medios de protección colectiva e individual….), no viéramos consecuencias tangibles. La solución no era otra que la inercia de un país que asumía el riesgo como normal, la falta de cultura preventiva y de compromiso compartido. Leer más

¿Responsabilidad social empresarial obligatoria?

Coincidiremos al afirmar que los valores que defiende la responsabilidad social empresarial son netamente positivos. Se trata de un concepto de desarrollo integral, que deja atrás el mero beneficio económico para comprender además la mejora social y medioambiental. La actividad de la empresa es generadora de empleo, progreso y bienestar en una relación simbiótica con la sociedad y entorno que la acogen.

El planteamiento puede parecer utópico, pero en todo caso abre la puerta a mejorar la relación entre las empresas y la ciudadanía a partir del reconocimiento mutuo más allá de la relación productor-consumidor. El hecho de que las empresas sean responsables de los impactos que generan amplía la perspectiva e invita a ser ambiciosos en expectativas. Leer más