Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

Comunicación para ser más seguros

Es indudable que el factor humano es el más relevante cuando se trata de evitar accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. En el todo que constituye la gestión preventiva, por encima de las condiciones materiales, de los medios de protección colectiva o individual, está la cultura preventiva, la actitud con la que, de forma colectiva e individual, se enfrentan al trabajo diario los empresarios y trabajadores.

Evitar riesgos innecesarios, asumir rutinas que garanticen la seguridad o compartir información para mejorar cada son parte del acervo de una empresa motivada y decidida a lograr un trabajo seguro y saludable.

Alcanzar este objetivo no es tarea sencilla ni inmediata. Llegar a compartir el patrimonio de una empresa con cultura preventiva es fruto de un esfuerzo constante que se alimenta desde todos los escalones jerárquicos y bajo el liderazgo de la dirección. En este largo e inacabable trayecto, resulta imprescindible poner en marcha una eficaz estrategia de comunicación que sea capaz de convertir el compromiso en cultura preventiva. Hacerlo es posible y los resultados son el termómetro que nos indica las bondades de nuestro sistema.

La publicación “Comunicar en Prevención. Buenas prácticas en empresas asturianas”, recientemente editada por la Federación Asturiana de Empresarios FADE, se introduce, a través de la experiencia de empresas líderes, en este interesante aspecto de la gestión preventiva. A través de sus páginas aprendemos técnicas, ideas, iniciativas emprendidas para hacer llegar el interés por la mejora de la seguridad y salud a todos los integrantes de la empresa, utilizando para ello múltiples canales. Además de resultar plenamente didáctico, cuenta con el respaldo de tratarse de casos reales, en los que la mejora en las condiciones de seguridad y salud es tangible.

Las empresas con medios más limitados debido a su tamaño no pueden desarrollar sistemas complejos de comunicación, no cuentan con la capacidad de desarrollo de materiales divulgativos, formación o apoyo. Por ello es fundamental que las pymes reciban soporte a través de agentes cualificados vinculados a ellas como las organizaciones empresariales en este caso, que ponen el conocimiento de las grandes firmas al servicio de emprendedores y pequeñas empresas.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web