Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

A por una Ley de Fomento de la Responsabilidad Social

Está actualmente abierto el proceso de participación en torno a una futura Ley de la Generalitat para el Fomento de la Responsabilidad Social, en el que el punto de partida es un documento borrador que servirá de base para el proyecto de ley que se elevará a las cortes valencianas.

Es sin duda un momento acertado para hacerlo. La economía de guerra a la que han estado sometidas empresas y administraciones y que ha actuado como búnker de aislamiento, deja ya resquicios por donde entra la luz y podemos ver más allá de cuentas de resultado que hincan su flecha en el subsuelo, destrucción de empleo y sálvense quienes puedan.

El papel de las administraciones públicas en el fomento de la responsabilidad social está reconocido en el ámbito de la Unión Europea, así como en la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas y en multitud de publicaciones científicas y de otro tipo. Es bastante completo el informe al respecto que el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa recientemente ha hecho público.

La ciudadanía y la exangüe sociedad civil valenciana tienen la oportunidad de sumarse a este proceso y contribuir a mejorar un borrador que sin duda tiene margen para hacerlo. Una norma de estas características puede convertirse en un valioso instrumento para la mejora de la competitividad si se alcanza el consenso y equilibrio necesarios, si pisa suelo y se ajusta a la realidad productiva y social de la Comunitat. No se trata de imponer un modelo de empresa, pero sí de estimular la apuesta estratégica por la mejora económica, social y ambiental. En nuestro caso, además, este texto afronta el reto de poder convertirse en la primera norma sobre la materia que alcance una utilidad real, habida cuenta de los fallidos intentos anteriores. Ánimo pues a todos, promotores y administrados. Nos va mucho en ello.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web